Época romana en Cascante

Habiendo sido una de las más importantes ciudades del imperio romano del norte de la península, Cascante evoca su pasado histórico en cualquiera de sus calles y parajes. Su origen romano se documenta en antiguos textos de Tito-Livio y Plinio, donde se cita como la “undécima Mansión” en el itinerario hispánico. Prueba de este legado es la aparición de numerosos restos dentro de lo que parece ser una antigua mansión romana, compuestos por ricos mosaicos, una ánfora vinaria, restos de antiguas calzadas, hoy dentro de una ruta turística que abarca todos los tramos de calzada romana de la Ribera de Navarra, una cerca, una presa y hasta un antiguo acueducto romano.

Respirar aire puro en el Parque Natural del Moncayo

El Moncayo es la cumbre más alta del Sistema Ibérico.

Constituye un elemento original dentro de la vegetación de la Cordillera Ibérica aragonesa, por cuanto es el único macizo de ésta que presenta un claro escalonamiento de las formaciones vegetales. La diversidad de bosques, junto con la prohibición de la caza, hace que el número de especies animales sea muy variado y abundante.

Cuenta con dos Centros de Interpretación de la Naturaleza. Se pueden realizar interesantes rutas andando, en bicicleta o a caballo. Partiendo del Santuario, es posible hacer cima y volver en una mañana, incluso con niños, si la climatología acompaña.

Impregnarte de historia en Tarazona

Preciosa ciudad Mudéjar situada a las faldas del Moncayo, que conserva un importante patrimonio monumental.

El mejor recurso para descubrir el conjunto monumental de Tarazona, declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1965 (incluida su recién abierta al público Catedral, después de varios años cerrada a causa de su restauración), es pasear por sus calles.

Musulmanes, judíos y cristianos se asentaron sucesivamente allí, convirtiendo a Tarazona en uno de los lugares más emblemáticos de la provincia de Zaragoza.
Desde el hotel, también organizamos diversas rutas en Quad, entre ellas la de Tarazona y la Laguna de Lor (3h).

Vuélvete loco en Senda Viva

Un lugar donde encontrar la combinación perfecta de entretenimiento, naturaleza, aventura y diversión para toda la familia. Con 120 hectáreas de extensión, es el mayor de España, y cuenta con más de treinta atracciones para el disfrute de niños y mayores, diversos espectáculos y más de doscientas especies de animales en semi-libertad.

Miles de actividades en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de las Bardenas Reales de Navarra

Espacio único, semidesértico y despoblado que cuenta con tres reservas naturales. Ofrece un paisaje muy particular, de relieve abrupto, lleno de cabezos, planas y barrancos encajados que forman un territorio de naturaleza privilegiada. Constituye un vasto y complejo espacio natural de excepcional valor. Acoge a singulares aves esteparias como la Terrera, Cogujada, Calandria, Sisón, Ortega, Ganga y rapaces como el Buitre Leonado, Águila Real, Alimoche, Búho Real, y Cernícalo, la mayoría de ellas muy fáciles de ver a simple vista. Este impresionante paisaje se puede visitar andando, en bici, a caballo, en 4X4, Quads… A la entrada del parque se encuentra el recientemente inaugurado Centro de Interpretación de las Bardenas Reales de Navarra.

Nuestra empresa Activa RuralSuite oferta rutas en 4×4, quad o mixtas por las Bardenas Reales, siempre con uno de nuestros guías. Quien participa en esta actividad, descubre uno de los desiertos más impresionantes de Europa, las Bardenas Reales de Navarra, degustando además un almuerzo con Jamón Ibérico de Bellota, Queso de Oveja Artesano de la Sierra del Moncayo, acompañado por uno de nuestros estupendos vinos D.O. Navarra.

Las rutas en 4×4 se realizan siempre por pistas autorizadas bajo el criterio del respeto y conservación de nuestro territorio. El todoterreno permite visitar paisajes y espacios de difícil acceso, que guardan el encanto de los sitios más recónditos. Podremos elegir entre dos rutas diferentes: Bardena Blanca o Bardena Negra.

Cultura, compras, diversión, etc… ¡Tudela es tu ciudad!

Tudela es la capital de la comarca de la Ribera de Navarra, y segunda ciudad en importancia de la Comunidad Foral.
Fue fundada por los árabes en el siglo IX y permaneció bajo su dominio hasta 1119, año en que pasó a formar parte de la Corona Navarro-Aragonesa.

Durante 400 años convivieron en ella árabes, cristianos y judíos, y en un recorrido por la ciudad encontramos numerosos vestigios de ese rico pasado cultural. Junto a palacios barrocos y renacentistas, destaca la Catedral de Santa María, declarada monumento nacional, construida en 1180 sobre la antigua mezquita de la ciudad. Destino obligado, si no quiere perderse las bondades de su afamada gastronomía, son sus restaurantes y bares de pinchos.
Desde el hotel, también organizamos la “Ruta del Pincho de Tudela“, donde, acompañados de nuestro guía, podrán descubrir los rincones con más sabor de la ciudad.