Enter your keyword

Reserva Online - Mejor Precio Garantizado

¿Cómo planear unas vacaciones en familia? (Parte I)

¿Cómo planear unas vacaciones en familia? (Parte I)

vacaciones-en-familia

A la hora de que toda la familia se vaya de vacaciones cuantos más miembros tenga más complicado se nos hará organizarlas, tanto el proceso de elegirlas y planificarlas como el propio viaje y estancia en sí. Cuando se viaja sólo o en pareja todo parece ser mucho más fácil, pero planificar unas vacaciones familiares es más sencillo de lo que parece, todo el proceso se basa en tres grandes pasos.

Paso 1: El primero de ellos es, lógicamente, elegir el destino de nuestras vacaciones, así como el hotel donde se alojará toda la familia. Aunque no lo hagamos demasiado a menudo, tener en cuenta la opinión de los niños no está de más: es importante saber que esperan de estas vacaciones familiares y conocer las expectativas que tienen acerca del viaje. Además, la imaginación de los niños es insuperable y muchas veces de ella nacen muy buenas ideas que a nosotros, los adultos, ni se nos hubieran pasado por la cabeza.

Una vez hayamos escogido el destino toca buscar el hotel. A parte de, evidentemente, el precio por noche que nos oferta, debemos prestar especial atención a otros factores, como puede ser que el hotel disponga de suites o habitaciones contiguas comunicadas, con el objetivo de que la familia pase las vacaciones unida de verdad.

Si vamos a comer y cenar en el hotel, deberemos tener en cuenta que en el menú del restaurante o buffet se encuentren platos para niños, aunque eso no suele ser un problema en la mayoría de los hoteles. También deberemos fijarnos si cuenta con instalaciones especialmente pensadas para niños: piscina con poca profundidad, parque, zona o sala de juegos, servicios de préstamo de juegos… Así como actividades organizadas en las que los niños puedan participar o pasar un buen rato.

familiar

Paso 2: Una vez elegido el destino y alojamiento toca pensar en cómo va a realizarse el viaje hasta allí. Cuando se son pocos miembros en una familia el desplazamiento no es gran problema, pero en el caso de una familia numerosa a veces puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Si por la circunstancia que sea no disponemos de un vehículo propio en el que quepan todos los miembros de la familia, ya sea porque somos una familia numerosa o alguien más se ha apuntando al viaje, tocará buscar un transporte alternativo. El tren puede ser la opción más cómoda aunque viajar en autobús suele ser más económico. No te olvides de buscar ofertas por Internet y consultar con distintas compañías, muchas veces el ahorro de un precio a otro es bastante alto.

La opción de coger un vuelo no es muy recomendable: este será el modo de transporte más caro, y más si somos muchas personas. En resumen: si la distancia es fácilmente transitable en coche, un viaje en este tipo de vehículo, y más cuando se es un número considerable de pasajeros, es la mejor opción, ya que cuantos más pasajeros viajen en autobús, tren o avión, más será el costo pues son varios los billetes que hay que adquirir, algo que no pasa si viajamos en automóvil, donde siendo muchos el gasto se amortiza aún más.

En esta primera parte de “¿Cómo planear unas vacaciones en familia?” os hemos hablado de los dos primeros pasos, la semana que viene podréis descubrir cual es el tercero ¡y planificar las vacaciones familiares perfectas!

Actualización: pulsa aquí para acceder a la segunda parte del artículo.

No hay comentarios

Comentar

Your email address will not be published.