Enter your keyword

Reserva Online - Mejor Precio Garantizado

Cabezo del Fraile de la Bardena Negra

Cabezo del Fraile de la Bardena Negra

Cabezo del Fraile de la Bardena Negra
El Cabezo del Fraile tiene una altitud de 557 metros gracias a los cuales cuenta con una impresionante vista panorámica de las Bardenas.
El Fraile alto como también se le conoce a este cabezo, está situado en el extremo sur de las Bardenas, en la zona denominada Bardena Negra. Toda la Negra es la menos conocida y explorada de las zonas que podemos diferenciar en todo el territorio bardenero que se extiende por unas 42.000 hectáreas aproximadamente sobre un suelo árido y semidesértico en el que la erosión ha construido un paisaje único y sorprendente en el sur de Navarra.
Aunque la cima más destacable en la Bardena Negra es la Punta de la Negra que se encuentra en la Reserva Natural de las Caídas de la Negra con 648 metros de altitud, el Cabezo del Fraile es una cima que destaca por su forma en el paisaje en todo momento ya que además, es una peña que se levanta solitaria. 
Según desde dónde se contemple, el Fraile parece la base de un gran barco que surca poéticamente el mar de arcilla y calizas de las Bardenas. Ahí en medio de la nada, se ha quedado encalado y nos regala -si el día está claro y el cielo despejado-, la estampa del Moncayo, todo el valle del Río Ebro, y las poblaciones de Tauste, Cortes, Buñuel, Fustiñana, Cabanillas, Ablitas, Fontellas y Tudela. En cambio, si lo divisamos desde la Bardena Aragonesa, el perfil del cabezo nos recuerda a la casulla de un fraile (manto amplio que usa el sacerdote en la celebración de la Santa Misa) y de ahí le viene su nombre.
El contraste entre el color negruzco de esta zona bardenera (dado por la vegetación de pinar y las estepas), y los tonos verdes, amarillentos y azulados de las vistas de las mejanas que rodean a las Bardenas con el imponente Moncayo al fondo, son suficiente motivación para subir hasta la Cima del Fraile.
Poblados de la edad de bronce e incluso de la edad de hierro y también asentamientos romanos, habitaron sus laderas hasta que en la Edad Media, el Cabezo del Fraile, fuera utilizado como fortaleza defensiva ante la frontera con el Reino de Aragón. De esta época son los restos del antiguo castillo de Sancho Abarca que corona la cima.

La manera más sencilla de llegar hasta este punto de las Bardenas, es empezar la ruta desde el Corral de Bea al que se accede en coche por la carretera que une Tudela y Tauste (está a 4,3 km entrando a las Bardenas por el kilómetro 22 de la carretera). Aquí podemos dejar el coche aparcado y comenzar a andar siempre por los senderos señalados de manera que evitemos perdernos o desviarnos demasiado de nuestro objetivo. La ida y la vuelta desde el Corral de Bea hasta el Cabezo del Fraile, son unos 4,6 km sobre un desnivel de 200 m. El premio de llegar a la cima hará que deseemos hacer senderismo por las Bardenas una y otra vez.  

No hay comentarios

Comentar

Your email address will not be published.