el moncayo

Vacaciones de otoño o invierno en la Ribera de Navarra

Hace ya unas semanas que nos ha dejado el preciado verano, la época de vacaciones, de playa, de calor, de tomar el sol… Parece que hasta que no lleguen de nuevo las altas temperaturas irse de vacaciones es una pérdida de tiempo. ¡Nada más lejos de la realidad!

Aunque en otoño e invierno veamos los viajes y las vacaciones como algo que añoramos y que no podemos realizar, lo cierto es que estas estaciones del año son perfectas para visitar sitios que en verano no visitaríamos, o incluso para visitar aquellos en los que veraneamos o vamos muchas veces a pasar el día en primavera o verano, ya que nos ofrecen una experiencia o una vista completamente nueva y diferente de la que nos tienen acostumbrados.

El Moncayo, perfecto para visitar en tus vacaciones de invierno.

El Moncayo

Y esto es algo que sin duda ocurre con los lugares más pintorescos de la Ribera de Navarra, o los que están muy cerca de ella, convirtiéndolos en los destinos perfectos durante unas vacaciones de otoño o unas vacaciones de invierno. Un claro ejemplo de esto que hablamos es el Moncayo, una montaña que aunque se encuentra entre las provincias de Zaragoza y Soria, está tan cercana a nuestra Ribera de Navarra que muchos de nosotros o los que nos visitan aprovechan para conocerla.

Es muy común que muchísima gente se dirija al Moncayo en verano, tanto para observar su flora y fauna junto con los guías del Centro de Interpretación, como para recorrer las numerosas rutas de ascenso que nos llevan hasta su cima, ya que algunas de ellas en invierno se hacen más peligrosas.

Como es lógico, una montaña de esta índole ofrece un paisaje espectacular en verano, pero en invierno e incluso en otoño cambia por completo: los animales no son tan fáciles de observar, las rutas de ascenso son más duras y peligrosas, pero paradójicamente se convierte en un destino perfecto para la familia. El Moncayo, incluso en su falda, se cubre por una buena capa de nieve en estas estaciones. No es apta ni esta habilitada para esquiar, pero los niños -y también los mayores- disfrutarán muchísimo de una divertida guerra de bolas de nieve o un descenso en un pequeño trineo.

La poca altitud de los valles que rodean al Moncayo hace que en sus alrededores no nieve demasiado, y menos aún para pasar los 10cm de grosor. En el Moncayo esta barrera es más que superada, por lo que el poder disfrutar de algo así que comúnmente no se tiene es una experiencia muy divertida.

El Bocal, un destino perfecto para tus vacaciones de otoño

El Bocal (Fontellas)

Volviendo a la Ribera de Navarra como tal, también hay algún que otro lugar que merece la pena volver a visitar después del verano. Uno de ellos es El Bocal, un lugar del que ya hablamos en este blog. En verano, entre los vecinos de la Ribera, es muy común ir a pasar el día allí, un entorno natural, con historia, y también en el que mucha gente encuentra un lugar perfecto para pescar.

Ésta no es una actividad muy popular con el frío de otoño o invierno, pero El Bocal cuenta con otros encantos en estas estaciones. El Bocal cuenta con un no se qué que encandila a quien lo visita, y por ejemplo su largo paseo arbolado se convierte en algo digno de película en otoño, cuando las hojas caen al suelo, formando un paisaje muy romántico.

Y por supuesto no nos olvidamos de las vistas que nos regalan lugares que se encuentran por encima de las ciudades, como el Corazón de Jesús en Tudela o el Parque del Romero en Cascante, ya que tras una nevada de invierno debería ser obligatorio acudir a uno de estos lugares y disfrutar de las ciudades completamente bañadas en blanco.

Estos son solo algunos de los lugares que hacen que unas vacaciones en la Ribera de Navarra o una visita al Moncayo siga siendo algo que debe hacerse incluso en las estaciones más frías de invierno. Permaneced atentos al blog de Ruralsuite, pues durante estos meses os iremos hablando de muchos más.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *