La Mejana de Tudela

tudela-ebro

La Mejana de Tudela: En la ciudad de Tudela, capital de la Ribera de Navarra, situada en el corredor del río Ebro, tenía a mediados del siglo XIX, una gran Mejana, una mejanica y varias islas. Debido a la creciente vegetación rupícola, las mejanas o islas, se convirtieron en sotos interfluviales.

Una mejana (vocablo árabe) o isla (palabra romance) en medio del trascurso de un río, se forma cuando el río que discurre por una llanura de escasa pendiente longitudinal, se muestra incapaz de acarrear su carga de aluviones y se ve obligado a depositarla parcialmente, produciéndose una subdivisión del cauce en dos o más ramales que más adelante, vuelven a juntarse.

En cada región de la península, fueron adquiriendo uno u otro nombre para denominar estas tierras que se prestan tan fértiles para la agricultura.

La puerta a la famosa Mejana de Tudela, se sitúa muy cerca del puente de piedra de 17 arcos y 360 metros de longitud sobre el río Ebro, símbolo indiscutible de la ciudad junto a la estampa de la catedral de Santa María la Mayor del siglo XII.

La calidad de estas tierras ha traspasado las fronteras de Navarra. Los cultivos de verduras y hortalizas de todo tipo que se encuentran en esta Mejana, son de una gran calidad y famosos se han hecho el cardo, las alcachofas, los espárragos y los cogollos de Tudela entre otras muchas variedades que nos regala esta huerta.

Los métodos cuidados y ecológicos de los agricultores de la zona, contribuyen sin duda al sabor indiscutible de este género que hace las delicias de los habitantes del lugar y dan fama mundial a los restaurantes de la Ribera que elaboran todo tipo de platos exquisitos con verduras. Parece que verdura y “exquisito” no sean dos palabras conjugables, pero en Tudela y su Ribera, hasta los más pequeños –esos “locos bajitos” que normalmente huyen al ver algo verde en el plato- disfrutan comiendo unas ricas alcachofas con la receta tradicional o una “menestra” como sólo aquí sabe elaborarse.

Evidentemente, todos estos productos suponen un patrimonio en sí mismos y una fuente de crecimiento económico para todas las localidades de la Ribera Navarra que también cuentan con sus particulares mejanas de menor calado que la tudelana pero de igual calidad. El turismo que llega a esta zona, busca y encuentra aquí, algo diferente a lo que puede ver en el resto de Navarra. En la Ribera, el clima es más apacible, luce el sol, casi nunca nieva y llueve mucho menos que en las zonas medias y norte de la Comunidad Foral. El turista sabe que cuando llegue a la Ribera de Navarra, le recibirán pueblos encantadores llenos de historia, el paisaje único e inhóspito de las Bardenas Reales y Tudela, por la que podrá pasear por sus calles tranquilamente y visitar sus emblemas arquitectónicos, culturales e históricos y donde podrá degustar una gastronomía especial llena de recetas propias y a precios muy competitivos.

En torno a la verdura, Tudela celebra unas jornadas especiales llenas de actos culturales y festivos para homenajear los productos de una huerta que tantas satisfacciones les otorga y contribuir a que sean aún más conocidas en todos los puntos de nuestra geografía. Concretamente, este año se celebran las XX Jornadas de Exaltación y Fiesta de la Verdura de Tudela que tendrán lugar del 25 de abril al 5 de mayo de 2014.
¡Quedáis todos invitados!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *